Evangelistajuan's Blog
La mentalidad del Reino

COMO ESTABLECER NORMAS PARA LOGRAR LA EXCELENCIA.

Se maravillaban sin medida, diciendo: “¡Todo lo ha hecho bien!”
Marcos 7:37.

Jesús fue, por supuesto, la persona más maravillosa que jamás haya vivido. Hizo todo mejor de lo que nadie jamás haya hecho o que jamás hará, y lo sigue haciendo al “preparar” un lugar para nosotros”, al interceder diariamente por nosotros y la mantener al universo en su lugar por el poder de su palabra.
No podemos pretender asombrar y maravillara a los demás como lo hizo el con su grandeza. N o obstante, para el líder actual, la buena noticia es que se requiere relativamente poco para asombrar y maravillar. Nuestra sociedad se ha apartado tanto de las normas establecidas por Jesús, que el líder de hoy puede ofrecer un contraste destacado y positivo ante los que le rodean por medio de realizar bien aun las cosas pequeñas. Hacer bien lo pequeño es la base para hacer bien lo grande, la base ´para un liderazgo efectivo y de calidad.
En el pasado el líder dirigía tanto por preceptos como por su ejemplo, empezando con las cosas pequeñas. Hay directivos cuyas empresas tienen definiciones impresionantes y nobles de su misión, pero cuya propia conducta en las cosas pequeñas dista de ser asombrosas y maravillosa. Desafortunadamente, sucede lo mismo en las Iglesias. Algunas tienen declaraciones maravillosas y expresivas de us misión que afirman que la intención de la Iglesia es producir “siervos que se preocupen por los demás”; pero sus líderes al más alto nivel no lo reflejan en la manera como se conducen en lo pequeño, al relacionarse con los demás cotidianamente.
Cuando el líder siempre llega tarde, no abre su correspondencia, ni devuelve las llamadas telefónicas ni se toma la molestia de agradecer un favor, tarde o temprano la eficacia de su liderazgo se verá afectada. En consecuencia, su empresa se perjudica. Estas son cosas pequeñas, pero se convierten en cosas grandes. Por suerte, estas son cosas que todos podemos hacer bien ; solo requieren nuestro compromiso y nuestra resolución . Si nosotros, como líderes, hacemos bien las cosas pequeñas, no solo se beneficiara nuestra empresa: la gente se maravillara, porque en la actualidad, son tan pocos los que se molestan con los que parecen menudencias.
Reflexione sobre la verdad de las parábolas de Jesús que enseñan que la fidelidad en lo pequeño y ser digno de confianza en las cosas que parecen triviales en la vida abren la puerta a mayores oportunidades. Por lo tanto, el líder que atiende bien las cosas pequeñas en un contexto limitado con frecuencia llega a tener oportunidades de liderar en un contexto más amplio. Las cosas pequeñas si son importantes.
En el caso de Jesús, la aprobación abrumadora de las masas fue lograda gracias a su sabiduría, su compasión, su sentido de tener un llamado divino y la pureza inequívoca de us motivaciones. No eran solamente sus milagros, porque aun los profetas falsos podían realizarlos (ver Mateo 7: 21-23). Los milagros por si mismos no producen esta clase de respuesta.
Observamos a Jesús y pensamos: “Yo nunca podría reaccionar milagros como él”. Es verdad, pero cualquiera de nosotros puede, con el poder que el da, vivir una vida altruista y, aunque en pequeña medida, lograr un impacto para Cristo.

Ninguna respuesta to “COMO ESTABLECER NORMAS PARA LOGRAR LA EXCELENCIA.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: